¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)?

La responsabilidad social corporativa es una actitud que las empresas deberían asumir como compromiso ético con su realidad social inmediata. Ya sea a través de un respeto directo hacia el medio ambiente, o bien facilitando la creación de puestos de trabajo o integrando a aquellas personas que muestran mayores dificultades a la hora de encontrar su sitio en el mercado laboral (por algún tipo de incapacidad física o psíquica, por ejemplo).

Gracias a la responsabilidad social corporativa (RSC), las entidades privadas ponen en marcha medidas que contribuyan a la mejora de su entorno ambiental, económico o puramente social.

Este compromiso trasciende las leyes y las normativas vigentes, puesto que el voluntario compromiso al impulso de medidas beneficiosas para el entorno, debe partir de la propia corporación.

Pero, ¿puede a su vez la RSC repercutir positivamente en la actividad de nuestra empresa? La respuesta sin duda es: muy positivamente. Empresas como Macharte comunicación integran perfectamente este concepto en su filosofía empresarial.

Nuestra imagen corporativa desde luego se verá muy ampliamente reforzada, puesto que automáticamente transmitimos a nuestros clientes (y al conjunto de la sociedad) que nos importa la realidad que nos rodea y que a su vez trabajamos por mejorarla.

La contribución de nuestra entidad puede expresarse de múltiples maneras: desde la eliminación de residuos de un modo responsable (empresas de carácter industrial), hasta destinar una partida de nuestras ganancias a Organizaciones No Gubernamentales.

Si por ejemplo, trasladamos nuestra infraestructura industrial a un área de escaso desarrollo humano o altos índices de paro, nuestra actividad sin duda estimulará el tejido productivo de la zona. Como consecuencia se producirá un feedback positivo, en el que salen beneficiados tanto los agentes económicos locales, como la propia empresa.

El término de responsabilidad social corporativa va muy unido al de responsabilidad social empresarial. Existe una mínima diferencia entre ellos, aplicándose el primer tipo a cualquier entidad no necesariamente destinada al desempeño de una actividad empresarial. No obstante, ambas tienen como meta la mejora de su entorno a partir del desempeño de sus funciones.

En definitva, la RSC actúa como un estandarte ético cuya máxima es ¨beneficiarme a mí mismo, beneficiando a los demás¨.

Fuentes de referencia:

 

JOSE MARIA MACHADO 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s